Desarrolla UNAM robot para desastres naturales

Profesores y estudiantes de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), desarrollaron un robot capaz de localizar personas en peligro y víctimas de desastres naturales como terremotos, incendios, explosiones e inundaciones.

robot

Al respecto Yukihiro Minami Koyama, coordinador del proyecto, mencionó que hasta el momento no hay en el mundo un artefacto registrado que colabore con los equipos de rescate en tareas de este tipo. A su vez, agregó que el robot será capaz de moverse de forma autónoma, navegar por sí mismo e interactuar con las víctimas localizadas.

El diseño del robot, que está en proceso de fabricación, medirá 80 por 60 centímetros y contará con un brazo manipulador que, en caso de encontrar una víctima, será capaz de proporcionar medicamento o agua. También tendrá una cámara especial y los materiales con los que estará fabricado serán ligeros para realizar su misión.

Este proyecto, que cuenta con el financiamiento del Programa de Apoyo a Proyectos de Investigación e Innovación Tecnológica (PAPIIT), surgió a partir de una inquietud estudiantil por participar en la RoboCup, iniciativa de investigación que tiene la meta de que en 2050 un equipo de humanoides compita en el campeonato de la Copa Mundial.

El equipo de la UNAM que forma parte de la creación de este robot, está conformado por ingenieros mecánicos, mecatrónicos, electrónicos e ingenieros en computación que “pretenden enfocarse en la parte socialmente necesaria, que es la búsqueda y ayuda de víctimas reales”.

Recordemos que en la actualidad, para la localización de víctimas sepultadas se usan perros entrenados, que las detectan por medio del olfato e incluso discriminan entre el olor de una persona viva o muerta.

Dado que las ratas tienen buen olfato, se nos ocurrió que una posibilidad es entrenarlas y confinarlas en el robot junto con algo parecido a una tablet, así, al pisar una pantalla tipo touch screen podrían dirigir la máquina hacia las víctimas y señalarlas.

Para complementar el proyecto, el equipo busca usar sistemas microelectromecánicos (MEMS) para crear sensores de olfato con nanotecnología, así como fabricar un “ejército” de robots pequeños, capaces de entrar en los huecos u orificios que quedan en los escombros.