XXI Festival Internacional de Órgano Barroco

A partir del 1 noviembre y hasta el 8 de diciembre se llevará a cabo en los estados de Aguascalientes, Oaxaca, Puebla y la Ciudad de México, el XXI Festival Internacional de Órgano Barroco, evento que tiene como objetivo revalorar al órgano barroco y promover su restauración y conservación. Hay que decir que nuestro país cuenta con el patrimonio más importante de órganos históricos en todo el Continente Americano, de ahí la relevancia de iniciativas como ésta.

Festival de organo barroco

El Festival presentará 20 conciertos en conventos, basílicas y catedrales de los estados participantes, con artistas de la talla de Francis Chapele, Uriel Valadeau, el Coro Altérité, Ludger Lohmann y Martin Rost de Alemania, Gustav Auzinger de Austria, Pedro Alberto Sánchez de España, además de los mexicanos Francisco Álvarez, Víctor Contreras, Ofelia Gómez Castellanos, Jesús López Moreno, Gustavo de la Parra y Agustín Peñuela.

Las actividades iniciarán en Oaxaca con un recital el 1 de noviembre en la Parroquia de San Jerónimo Tlacochahuaya en el que participarán el ya mencionado Coro Altérité. Por otro lado, en la capital del país se llevarán a cabo recitales en la Catedral Metropolitana el 5, 7, 12 y 14 de noviembre, todos en el órgano Nassarre de 1735 que posee el recinto.

Aguascalientes tendrá un concierto el 24 de noviembre en su catedral, mientras que en Puebla se llevarán a cabo dos recitales el 24 de noviembre y 1 de diciembre, en el Santuario de los Remedios en Cholula. Para complementar la oferta, el festival también ofrecerá clases magistrales en la capital mexicana, en lugares como la Escuela Superior de Música, el Conservatorio y la Escuela Nacional de Música de la UNAM.

La programación completa y el programa lo pueden encontrar en la página web de la Academía Mexicana de Música para Órgano, organizadora del evento, que cuenta asimismo con el apoyo del CONACULTA, la UNAM y diversas embajadas e instituciones. Finalmente, hay que decir que la mayoría de los órganos barrocos de México se construyeron en el periodo virreinal, en los siglos XVI, XVII y XVIII, de ahí que representan una parte importantísima de la historia musical y cultural de nuestro país.