App fomentará el uso correcto del español en el D.F.

La iniciativa más reciente en el transporte con mayor afluencia en la Ciudad de México son breves cursos de ortografía y redacción de la campaña Escribir Bien, que hemos podido observar en carteles al interior de los vagones, sin embargo el gobierno capitalino espera llevar las clases más lejos a través de un convenio con la Academia Mexicana de la Lengua para poner su Diccionario Escolar a nuestro alcance en una app gratuita para dispositivos móviles.

Las lecciones comenzarán con la Secretaría de Educación del Distrito Federal (Sedu), que difundirá el correcto uso del español a través de frases en el Metro y Metrobús, así como en los equipos móviles, para hacer de la capital una Ciudad del Aprendizaje.

Para sacarnos de la costumbre de leer durante el viaje los anuncios de productos milagrosos y ofertas de empleo igual de sorprendentes, el metro de la Ciudad de México desde hace algunos años ha intentado adoptar medidas para llevar las letras a los vagones, primero en forma de libros prestados que posteriormente se perdieron, luego a través de historias breves que se iban descubriendo estación con estación a lo largo de una sola línea y los poemas en movimiento de los escritores mexicanos Homero Aridjis y Raúl Renán, que viajaron en los cristales para provocar la reflexión entre los usuarios.

La idea de Ciudad del Aprendizaje surge de una investigación realizada por la UNESCO para determinar las características clave que debe cumplir toda metrópoli, entre las que se encuentran ofrecer educación a sus ciudadanos más allá de las aulas y a lo largo de toda su vida, revitalizando y facilitando el aprendizaje en las familias y en las comunidades.

El estudio, en el que ya participa el Distrito Federal junto con Sao Paulo en Brasil, cuenta con más de 60 características clave que van desde alfabetización, formación en inclusión, equidad y empoderamiento de las mujeres hasta apropiación del espacio público a través del fomento de actividades culturales; uso de nuevas tecnologías; actualización y formación para el trabajo; ejercer ciudadanía activa por medio de la participación en voluntariado y actividades comunitarias o vecinales; educación ambiental y promover la innovación.