Jóvenes mexicanos obtienen segundo lugar en torneo de la NASA

Mientras continúa la fuga de cerebros y se espera destinar tan solo el 1 % del PIB en ciencia y tecnología en México en el 2014, los jóvenes siguen demostrando su capacidad creativa y su completa despreocupación por estos asuntos, como lo demostró el equipo que recientemente participó en el torneo International Air and Space Program (IASP) 2013 organizado por la NASA y que obtuvo el segundo lugar con su robot Hubble M-3 para la misión de colonizar el planeta Marte, el tema central de IASP 2013.

José Antonio Galicia, Héctor Enrique Nieto y Rafael Ríos, de entre 12 y 14 años, actualmente cursan la secundaria y son alumnos de la comunidad MicrobotiX, compitieron frente a grupos integrados por chicos de mayor edad, obtuvieron después de varias revisiones a su proyecto el segundo lugar, recibieron como premio dos becas con todos los gastos pagados para asistir al torneo IASP del próximo año, donde participarán en un programa internacional para estudiantes que promueve el desarrollo humano, la ciencia y la tecnología para desarrollar soluciones a diversos problemas relacionados con el aire y el espacio.

Sin embargo su satisfacción inmediata fue viajar a las instalaciones de la agencia espacial para convivir con investigadores y especialistas en el desarrollo de misiones análogas de entrenamiento, como Marc Reagan y el astronauta John David Bartoe, quien les compartió sus experiencias en el espacio.

En IASP 2013 el Hubble M-3 evaluado durante tres días en Houston, Texas. El robot, que fue revisado por especialistas e ingenieros de dicha agencia espacial, obtuvo las calificaciones de muy bueno en su armado, así como una valoración positiva en el desarrollo del marco de investigación para su construcción, cuyo diseño es similar al que se utiliza en la NASA.

Hubble M-3 obtuvo calificaciones positivas en su armado y desarrollo del marco de investigación para su construcción, mostrando un diseño similar al que se utiliza en la NASA. El equipo mexicano recibió algunas recomendaciones para mejorar el robot como integrar comandos de voz y la implementación de un sistema más sensible para sortear mayores obstáculos durante la misión.