El subcomandante Marcos está de vuelta

El domingo 3 de noviembre, el subcomandante Marcos emitió un comunicado titulado “Malas y no tan malas noticias” a través del portal Enlace Zapatista, en el cual externa una firme opinión en contra de la situación política actual por la que atraviesa México.

Con las recientes reformas legislativas del país, tal pareciera que el ánimo de los protagonistas políticos se encuentra en una especie de “sueño interminable” producido por algún pacto por México o cualquiera similar. Las bancadas parlamentarias, que a veces se alían y a veces se separan, poco hacen por externar una opinión distinta a la oficial y más bien parecieran moverse dentro de la línea prefijada.

Es en este escenario donde el subcomandante Marcos reaparece para exponer una dura crítica a las reformas estructurales del gobierno federal, el despojo laboral al magisterio, la venta “outlet” del patrimonio de la Nación y la asfixia fiscal. Además, denomina a la izquierda como “bien portada” e institucional, acusándola de despojar a las personas de los espacios de manifestación.

En un evidente tono irónico, el Zapatista culpa a los anarquistas de todo lo anterior y aplaude el hecho de que la “gente bien del DF” ya no salga a las calles a protestar, y denomina a los actuales manifestantes como “nacos y nacas de provincia”.

En el comunicado también se hace una rendición de cuentas de todos los gastos correspondientes al primer curso de la Escuelita Zapatista, el cual se llevó a cabo el pasado agosto y se hace una abierta invitación a los jóvenes anarquistas a formar parte del próximo curso que se llevará a cabo del 25 al 29 de diciembre del presente año, exhortándolos también a que en el momento de su registro, entreguen una cuartilla como máximo en donde respondan a las críticas y acusaciones que se les han hecho en los medios de paga, la cual será publicada en la página de Enlace Zapatista.

Finalmente, el comunicado hace una alusión al veinte aniversario del surgimiento del ejército zapatista de liberación nacional (EZLN), el cual vio la luz el 1 de enero de 1994. El propio Marcos menciona que se conmemorará con fiesta el 31 de diciembre para amanecer al primero de enero.