Caro Quintero envía carta a Peña Nieto, Osorio Chong y Murillo Karam pidiendo que lo dejen en paz

La revista Proceso en su edición de este domingo 1 de diciembre, publicó una carta que Caro Quintero dirigió a Enrique Peña Nieto, presidente de la República, Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de gobernación y a Jesús Murillo Karam, procurador General de la República, en la pide a los destinatarios no dejarse presionar por el ánimo de "venganza y revancha" por parte de Washington debido al asesinato del exigente de la DEA, Erique "Kiki" Camarena, cargo por el cual buscan su extradición.

La carta fue escrita por Caro Quintero y entregada en la Secretaría Particular de la Presidencia de la República el pasado 19 de noviembre por los abogados de éste, declarando que lo que tenía que pagar ya lo había pagado.

Desde que salió de la cárcel, el pasado 9 de agosto, nadie sabe el paradero del "Narco de Narcos", de hecho, desde el 6 de noviembre fue declarado prófugo de la justicia después de que cuatro ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, revirtieran el amparo que le había concedido la libertad.

Este documento llegó a manos de la revista Proceso, por medio de los representantes legales de Caro Quintero, así como una queja oficial presentada a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) por la persecución a la que asegura, han sido objeto él y su familia por parte de las autoridades mexicanas.

La misiva relata algunas penurias por las que ha pasado su familia, sólo por llevar su sangre y apellidos, además de pedir que su expediente sea revisado con justicia y sin que intereses extranjeros intervengan, habla de la vida que llevó en el penal federal y en el último párrafo establece que lo único que desea es que lo dejen en paz, tanto a él como a su familia pues considera que ha pagado lo que debía tanto al estado como a la sociedad.

No es justo, señores, que la justicia mexicana se someta a los designios que pretende imponer Estados Unidos sobre un mexicano que lo único que desea es la paz y la tranquilidad de su persona y la de su familia. Reiterando que las conductas que intentan imputarme son totalmente falsas. Lo unico que pretenden es hacer sentir el peso de su revancha en contra mia, usando a mi familia y desprestigiando a Mexico, a sus leyes, y pretendiendo avasallar nuestra soberanía con el uno afán de siempre sentirse superiores, lo digo categóricamente asegurando que si alguna deunda tenia con el estado y la sociedad ya la he pagado.

Abajo les compartimos la carta completa: