#PosMeSalto, un performance de danza contemporánea

Aquel salto de desobediencia civil y protesta contra el alza de la tarifa del metro llamado #PosMeSalto, fue transformado en una sesión fotográfica que convierte la danza contemporánea en una metáfora de la indignación que apareció en redes sociales con la etiqueta #LibreComoElViento.

Mientras que en Facebook y Twitter el mismo día se ridiculizó la protesta con el hashtag #PosMeCaigo, con el que se evidenció la poca habilidad del chilango para saltarse el torniquete, derivando poco a poco en burlas que nos recuerdan las razones por las que la televisión mexicana se basa en muchos casos en el pastelazo y la humillación de alguien, sin embargo otros vieron la oportunidad para crear un performance alrededor del movimiento ciudadano combinándolo con la gracia del cuerpo humano.

El cuerpo hablando torpemente con un salto sobre los torniquetes fue transformado por Pablo Tonatiuh Álvarez y Lilian Marisol Hernández en la Sesión #PosMeSalto en Danza, realizada en la estación del metro Coyoacán de la línea 3 con la participación de los bailarines Andrea Zolá y Enrique Melgarejo de la Academia de la Danza Mexicana.

La manifestación de la población que ha consistido en la liberación de torniquetes fue trasladada a un instante que detiene en un mismo cuadro el espíritu, la protesta, la desobediencia civil y el cuerpo en movimiento, así la inconformidad se vuelve una expresión creativa y da un carácter simbólico diferente, se convierte también en un testimonio de la protesta pero como una irrupción de lo cotidiano.

La sesión realizada por Pablo Tonatiuh Álvares y Lilian Marisol Hernández logra el efecto esperado, la manifestación al ser trasladada al ámbito de la danza brinda la idea de ser #LibreComoElViento, donde los torniquetes no se mueven pero las ideas siguen su curso.

Pablo Tonatiuh Álvarez
Pablo Tonatiuh Álvarez